¿Eres Judío / Cristiano?

Crisis de Identidad

“¿Eres Judío?” Todo el tiempo me hacen ésta pregunta. Y si estás leyendo este estudio, probablemente a ti también te la hicierón o te la harán algún día. Muchos Cristianos en muchas partes del mundo (especialmente en el hemisferio occidental) no se dan cuenta que casi todos con los que te encuentras en la calle que menciona a cualquier dios, entonces ya es uno de ellos.

Así que el momento en el que dices algo fuera de línea como:

“Guardo el día de reposo (Sábado)”

“Obedezco los mandamientos del “Antiguo Testamento”

“Quedate con tu regalo de Navidad”, o incluso

“El semaforo ya cambió a verde, ¡vete, repugnante!”

Instantaneamente, viene la curiosidad y comienzan las preguntas. “No eres como yo. No eres uno de nosotros. ¿Que eres?”.

 

Pequeña Caja

A todos nos gustan las cosas simplificadas. Tendemos a tratar de expresar todo en términos de denominadores comunes más bajos. Si ves ecuaciones complejas en una pizarra, es muy probable que no sepas la diferencia entre el álgebra tensorial y la geometría riemanniana … así que lo llamas MATEMÁTICAS.

Y hacemos eso con todas las cosas. Cuando no estamos familiarizados con una raza, simplemente decimos “perro”. Si la mano de una persona está hacia fuera con su palma hacia arriba, decimos que es un liberal. La mano tiene una herramienta en ella, entonces es conservador. Y así es como transformamos un mundo infinitamente complejo en algo que nuetro cerebro del tamaño de un frijol pueda entender.

Pero, ¿qué sucede cuando no encaja? Hay cosas que desafían la caracterización general. Por lo cual tendemos a resentir estas cosas, simplemente porque nos hacen sentir incómodos. Desafía nuestra percepcion de que todos seamos maestros del universo.

Y por esta razón, ¡tratamos DESESPERADAMENTE de asegurarnos de que TODO entre en una caja!

 

Y Entonces Estos Somos Nosotros

Cualquiera haya sido el significado de la palabra “Cristian@s” 2.000 años atras, hoy en día ya NO tiene el mismo significado en lo absoluto. En general ahora, los “Cristian@s” adoran a un dios-trino, bajo el (sol) signo de la cruz, en el primer día de la semana. Ellos creen que la parte de atras de la Biblia (Antiguo Testamento) invalida a todo el contenido de la de en frente (Nuevo Testamento). Desprecian los mandamientos de su propio libro sagrado y defienden rigurosamente los mandamientos Romanos. Entonces, MUCHOS de nosotros no somos ello.

Entonces, ¿quizá somos Judíos? Una vez más, hablando de lo que significa ser “Judío” hoy en día, generalmente es un subconjunto de lo que viene a continuación:

  • Se someten a la autoridad Rabínica.
  • Consideran imposible la observancia del Torá sin seguir Mishná y Talmud.
  • Siguen “tradiciones/leyes orales” que fueron creadas después de que los Libros de Moisés fueron concluidos.
  • Ellos observan un calendario que no es compatible con la Torá.
  • Rechazan al hombre Yahshua/Yeshua como “Mesías el hijo de José”. A lo cual, muchos de nosotros nisiquira nos enlistamos a este modo de pensar.

Así pues, aquí estoy (junto con algunos de ustedes): ni Judío, ni Cristiano, y considerado lo mas bajo por muchos practicantes de ambas religiones.

Ahora la pregunta: ¿realmente habrá algún PROBLEMA en aceptar que la gente nos ponga o llame distintos nombres o etiqueten y nos alienten a aceptarlo? Llegaremos a eso al final, pero por ahora, veamos a través de las Escrituras si es que acaso tenemos lugar o inclusive un nombre en absolute.

 

Entonces, ¿qué somos “nosotros”?

Gen. 41:52 Y llamó el nombre del segundo, Efraín; porque dijo: “YHWH me hizo fructificar en la tierra de mi aflicción”.

  1. José tenía dos hijos en Egipto (por una madre Egipcia, no obstante), y vamos a seguir este nombre de cerca…

Gen. 48:8   Y vio Israel los hijos de José, y dijo: “¿Quiénes son éstos?”

  1. En el principio de la vida de Efraín, no fue reconocido por su familia. Creo que llegaremos a ver que esto no ha cambiado mucho con el tiempo…

Gen. 48:17   Pero viendo José que su padre ponía la mano derecha sobre la cabeza de Efraín, le causó esto disgusto; y asió la mano de su padre, para cambiarla de la cabeza de Efraín a la cabeza de Manasés. 18 Y dijo José a su padre: “No así, padre mío, porque éste es el primogénito; pon tu mano derecha sobre su cabeza”. 19 Mas su padre no quiso, y dijo: “Lo sé, hijo mío, lo sé; también él vendrá a ser un pueblo, y será también engrandecido; pero su hermano menor será más grande que él, y su descendencia formará multitud de naciones”.

  1. ¿Bendito? Sin duda, leamos un poco más de cerca: Efraín iba a convertirse en la “plenitud de las naciones”. También hay que mencionar que la palabra “naciones” aquí (Hebreo translitero “goyim”) es en realidad la misma palabra traducida como “¡Gentiles!”. No olvides eso, que más adelante esta información será útil; lo que esto dice es que los descendientes de Efraín SON” la plenitud de los Gentiles”.

Deut. 28:58 “Si no cuidares de poner por obra todas las palabras de esta Ley que están escritas en este libro, temiendo este nombre glorioso y temible: YHWH TU DIOS, … 64 YHWH te esparcirá por todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo; y allí servirás a dioses ajenos que no conociste tú ni tus padres, al leño y a la piedra.

  1. Sé lo que estás pensando – aquí no mención nada específico acerca de Ephraim. Eso es verdad – Esta promesa fue hecha a TODOS los de Israel INCLUYENDO de la misma manera a Ephraim, y más adelante veremos cómo se cumplió también con Ephraim.

Eze. 12:8 Y vino a mí palabra de YHWH por la mañana, diciendo: 9 “Hijo de hombre, ¿no te ha dicho la casa de Israel, aquella casa rebelde: ‘¿Qué haces?’ 10 “Diles: ‘Así ha dicho YHWH el Señor’: “Esta profecía se refiere al príncipe en Jerusalén, y a toda la casa de Israel que está en medio de ella…, 15 Y sabrán que yo soy YHWH, cuando los esparciere entre las naciones, y los dispersare por la tierra. 16 Y haré que unos pocos de ellos escapen de la espada, del hambre y de la peste, para que cuenten todas sus abominaciones entre las naciones adonde llegaren; y sabrán que yo soy YHWH”.

  1. Después que las doce tribus de Israel se dividieron en dos reinos, el norte se llamaba todavía “Israel” y consistía en diez tribus. El reino del sur se llamaba “Judá” (también conocido como “Judíos”) y consistía de dos tribus. El reino del norte fue esparcido “entre las naciones” tal como fue profetizado anteriormente. Este reino del norte, el cual estamos a punto de ver, ES Efraín.

Eze. 37:15   Vino a mí palabra de YHWH, diciendo: 16 “Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él: ‘Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros’. Toma después otro palo, y escribe en él: ‘Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros’. 17 Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano. 18 Y cuando te pregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ‘¿No nos enseñarás qué te propones con eso?’, 19 diles: “Así ha dicho Jehová el Señor: ‘He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano’. 20 Y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos”, 21 y les dirás: “Así ha dicho YHWH ELOHIM: ‘He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; 22 y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. 23 Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios’”.

  1. Así que hay diez tribus de Israel que están PERDIDAS. Se han esparcido por todo el mundo. No CONOCEN su genealogía; No fueron educados desde niños acerca de la circuncisión. PERO, al final, serán reunidos de entre las naciones, reunidos con sus hermanos (Judá), y serán restaurados a la promesa. Esta profecía no es una broma, ni error – esto es real! Pero aqui no termina la historia…

Rom. 11:25 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los Gentiles; 26 y luego todo Israel será salvo, como está…

  1. Aquí estamos en el Nuevo Testamento ahora, y todos estos siglos más tarde, nos encontramos con que todavía ¿estamos haciendo qué? ¡Esperando la “plenitud de los Gentiles!” Tribus perdidas, ¿verdad? Obviamente el final de la historia aún tiene que ser contada. (Y sí, para aquellos que no creen en el Nuevo Testamento, ya establecimos este hecho en el Libro de Ezequiel). Así que ahora echemos una última vistazo a este juego de esperar en el cual estamos tan ocupados.

Apo. 6:9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de YHWH y por el testimonio que tenían. 10 Y clamaban a gran voz, diciendo: “¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?” 11 Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. 

  1. Este mundo es una granja en el cúal los cultivos son las almas. El mundo está lleno de TRIGO y CIZAÑA; como agricultor, no cosechas lo que has sembrado hasta que la cosecha está lista. Hoy en día, los “Gentiles” (conocidos también como personas de las naciones que no nacieron Judíos) se están encaminando al rededor del mundo a obedecer la Torá. Dicho esto, la porción de Efraín en esto es ciertamente significante, más no asi inexistente (como muchos dirían).

 

Entonces ¿Quiénes Somos Realmente?

Bíblicamente hablando, puedo decir que soy “Israel”, puedo decir que soy “Efraín”; incluso no sería un error llamarme “Gentil”. Ya que en algún momento de mi vida fui una “Oveja Perdida de la Casa de Israel”.Cualquiera de estos títulos sería apropiado para alguien en mi posición (y muy posiblemente también en el tuyo).

Pero hay otros títulos que no acepto porque me atan a doctrinas, mandamientos y credos de HOMBRES en lugar de los de mi Dios (YHWH).

No soy Cristiano, Judío, ni Testigo de Jehová, ni Mormón, Unitario, Católico, ni raíz Hebrea o Bautista, ni Pentecostal, Confesional o de cualquier otra iglesia o secta, denominación, religión u organización que el hombre haya creado. No tengo ningún uso para estos títulos.

Nombrar algo implica tener dominio sobre él. Las personas nombran a sus mascotas, pero las mascotas no nombran a sus dueños. Los padres nombran a los niños y no al revés. YHWH nombró a Adán, y Adán no decidió lo que su dios se llamaría       . Como pueblo de YHWH, debemos confiar en Su palabra y en los títulos que contiene, en vez de permitir que el hombre o este mundo suplante Su dominio sobre nuestras vidas nombrándonos. No somos la propiedad/gente de este mundo – somos Suyos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *